Las nuevas actividades profesionales

La reforma tributaria de 1978 abre las puertas de la asesoría fiscal al gestor administrativo, que verá aumentar sus competencias con el nacimiento de la Ley de Protección de Datos en 1999, la de Patentes y Marcas y otras muchas, que han convertido a la de gestores administrativos en una profesión en la que es necesario una alta cualificación y preparación permanentes.

La aparición de las comunidades autónomas, las administraciones locales y la Unión Europea han complicado sobremanera el panorama administrativo para las empresas y los ciudadanos lo que ha convertido a las gestorías administrativas en despachos cada vez más amplios y dotados de especialistas que ayudan a sus titulares a brindar un servicio excelente a sus clientes, tanto en el campo de la planificación de la empresa, en la obtención de permisos y autorizaciones y, por supuesto, en aquellas gestiones y asesoramientos que versen sobre materia tributaria, financiera, laboral y mercantil.

Desde inicios de 2009, los gestores administrativos están preparados para realizar los trámites de matriculación y de transferencia de vehículos en línea a través de Internet, lo que evita a sus titulares y a los concesionarios de venta de vehículos acudir físicamente a las jefaturas provinciales de Tráfico. El pasado año se tramitaron 2,4 millones de nuevas matriculaciones y más de tres millones de transferencias, lo que supone más de ocho millones de desplazamientos, con los sinsabores que ello conlleva.