480.000 PERSONAS AFECTADAS POR UN ERTE SIGUEN SIN COBRAR EL SUBSIDIO

480.000 PERSONAS AFECTADAS POR UN ERTE SIGUEN SIN COBRAR EL SUBSIDIO

LOS GESTORES ADMINISTRATIVOS AFIRMAN QUE SIGUEN SIN COBRAR EL SUBSIDIO 480.000 PERSONAS AFECTADAS POR UN ERTE

Según una nueva encuesta que han realizado entre el 29 de mayo y el 2 de junio, se deniegan el 17% de los ICO
En opinión de los Gestores Administrativos, el 43% de sus clientes podrían acelerar despidos ante la incertidumbre generada por las declaraciones sobre la reforma laboral

Madrid, 3 de junio de 2020. La nueva encuesta realizada por el Consejo General de los Colegios de Gestores Administrativos entre su colectivo confirma que todavía quedan sin percibir el subsidio 480.000 personas que se han visto afectadas por un ERTE. Fernando Santiago, presidente de los Gestores Administrativos señala que “estamos más cerca de la cifra de expedientes pendientes ofrecida por CSIF que de los datos oficiales de la Administración”.

En esta encuesta, los Gestores Administrativos afirman que un 28% de las empresas que están sacando parcialmente trabajadores del ERTE se encuentran con dificultades para comunicárselo al SEPE, “algo que es lógico si consideramos el caos en el que el organismo está sumido”. Según informan los Gestores Administrativos, el 8% de las empresas que han presentado un ERTE han tenido ya o les han anunciado una inspección de trabajo. Ahora bien, hasta el momento, solo el 1% de los Gestores Administrativos afirma conocer que se haya impuesto alguna sanción como consecuencia de dichas inspecciones.

Otro tema que preocupa es el impacto que las declaraciones sobre una posible reforma laboral pueden tener en las empresas. El 31% de los Gestores Administrativos ha recibido consultas de sus clientes sobre la reforma laboral, y el 43% considera que las declaraciones supondrán acelerar despidos por parte de sus clientes. Fernando Santiago indica que “cualquier declaración o intención por parte de quien gobierna tiene un impacto en los ciudadanos. Estamos en unos momentos delicados, las empresas y los autónomos en dificultades, luego es lógico que si observan en el horizonte situaciones que les generen incertidumbre tenderán a reaccionar de forma rápida para cubrirse. Y si la cobertura es despedir ante un temor en el endurecimiento de las normas, cuando no saben si serán capaces de sobrevivir, lo más normal es que se proceda en consecuencia”.

En cuanto a los ICO, preguntados sobre la solicitud por parte de sus clientes, los Gestores Administrativos señalan que se han aprobado el 72% de las propuestas presentadas. Se han cobrado un 66% de éstas, que representa el 47% de las solicitudes totales. El período medio de cobro desde la solicitud es de 25 días. Se han denegado el 17% de las solicitudes, para lo que se ha tardado de media 17 días. Y sigue sin contestar el 11% de las solicitudes, que están presentados desde hace 29 días de media.

Por último, los Gestores Administrativos informan de que el 31% de las empresas clientes que han presentado un ERTE pertenecen al sector de la Hostelería, el 26% a Otros servicios, el 17% a Comercio al por mayor y al por menor, reparación de vehículos de motor y motocicletas, un 10% a Construcción y un 7% a Transporte y almacenamiento. En cuanto al impacto en trabajadores, el sector Hostelería representa el 36%, Otros servicios el 17%, Comercio al por mayo y al por menor, reparación de vehículos de motor y motocicletas el 14%, Construcción el 9% y Transporte y almacenamiento el 5%.

“Quiero insistir en que estamos convencidos de que los funcionarios están dando de sí mucho más del 100%, pero la avalancha de solicitudes, tanto de ERTE como de prestaciones por paro y demás, así como la falta de medios, tanto humanos como técnicos, están provocando esta situación caótica”, afirma Santiago, quien ruega a los afectados que “no paguen con quien no tiene ninguna culpa, con quien está tratando de dar mucho más de lo que tiene, y que les dejen trabajar en paz para que traten de solventar esta situación lo más rápidamente posible”. El presidente del Consejo General de los Colegios de Gestores Administrativos considera que “sería mejor que trabajaran desde las oficinas, siempre que su seguridad sea total”.